lunes, 11 de febrero de 2013

Un tambor

     Hace unas semanas un amigo me encargó hacer una maceta de tambor, el encargo me vino genial pues siempre me han gustado este tipo de macetas pero nunca he tenido arboles para ellas por lo cual nunca las había realizado.  Así que tras unas semanas haciendo pruebas con el torno en otro tipo de piezas llegó el turno de meterle mano al tambor. 

     No sin antes pasar por una buena sesión de amasado de gres beige con chamota fina toco llevar la pella al torno, tras el centrado y trabajado de la pella se llega a la forma básica de tambor: 





    Aprovechando que había que ensuciar el torno saqué otra pieza en gres blanco para esmaltar y unas pequeñas piezas  para hacer pruebas de esmaltes (las piezas sueltas con forma de sombrero mejicano que en la foto rodean a la pieza principal): 



    Bueno, una vez tenemos el tambor en estado optimo de humedad para retornear volvemos a llevarlo al torno(esta vez colocaremos la maceta boca abajo para trabajar su base), tras trabajar su base llegó el turno de poner los "puntos" (...y armarse de paciencia jejeje, es mejor no tener ninguna prisa para este tipo de trabajos), se pueden hacer con pequeños moldes pero preferí hacer pequeñas bolas y cortarlas posteriormente para pegarlas en la maceta con barbotina, este es el resultado: 





    Aunque todavía  cuando esté un poco más seca habrá que bruñirla (sacar algo de pátina brillante puliendo la superficie con un trozo de madera lisa, al mismo tiempo se corrigen las imperfecciones) me aventuro a pensar que tras pasar por el horno puede quedar bien. 

     Ah! se me olvidaba, la maceta de gres blanco para esmaltar también pude retornearla y quedó así, la próxima vez que aparezca por el blog espero que tenga un aspecto muy diferente ;) 





PD: perdón por la calidad de las fotos, casi todas son de noche en el taller con poca iluminación, en las fotos de acabados prometo mejor calidad de imagen. 


4 comentarios:

  1. impresionante si algún día necesito una ya sé a quien pedírsela un saludo

    ResponderEliminar
  2. Gracias Pues! Pues a mandar se ha dicho jejeje Lo bueno de las macetas de tambor es que pese a ser "simples" las combinaciones de los elementos son infinitos.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Muy buenas tus macetas, me encanta la de la tercera foto empezando por arriba.
    ¡Enhorabuena!
    Un abrazo,

    Jere

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Jere! se me había pasado por alto este comentario, acabo de leerlo. En esa foto que me dices se puede ver como está la pieza de la última imagen justo después de salir por pirmera vez del torno, luego para quedar como en la última imagen debe pasar por el retorneado, donde se le trabaja la base para que quede lo más acabada posible.
      Un abrazo y gracias de nuevo.

      Eliminar